El Reino Unido descarta prohibir las cajas de recompensa

El gobierno presionará a la industria de los videojuegos para que ofrezca más protecciones.
El gobierno presionará a la industria de los videojuegos para que ofrezca más protecciones.

El gobierno publicó los resultados de una consulta sobre el mecanismo de los videojuegos que ha sido comparado con las apuestas.

Reino Unido.- Finalmente, el gobierno del Reino Unido ha decidido no prohibir las cajas de recompensas en los videojuegos tras una consulta de 22 meses al respecto.

Si bien la revisión de la legislación del juego en el país parece estar en suspenso hasta que se elija un nuevo primer ministro, la ministra de cultura, Nadine Dorries, ha dicho que la prohibición de las cajas de recompensa no será parte del demorado white paper sobre la regulación del juego.

Ayer se anunció que el Reino Unido no seguiría a países como Bélgica, que prohibió las cajas de recommpensa en 2018, y España, que planea prohibirlas para menores. Esto es a pesar de que el estudio encontró evidencias de una asociación “consistente” con el problema del juego. Dorries dijo que, en cambio, el gobierno buscaría protecciones más estrictas “dirigidas por la industria”.

Dorries dijo que imponer restricciones o una prohibición total a través de la legislación podría tener “consecuencias no deseadas”.

La ministra también dijo: “Por ejemplo, la legislación para introducir una prohibición total de que los niños compren cajas de recompensa podría tener el efecto no deseado de que más niños usen cuentas de adultos y, por lo tanto, tengan una supervisión parental más limitada de su juego y gasto”.

Sin embargo, Dorries afirmó que los niños “no deberían poder comprar cajas de botín sin la aprobación de los padres”. También sugirió que “todos los jugadores deberían tener acceso a controles de gasto e información transparente para respaldar su juego”.

La consulta de cajas de recompensa del gobierno del Reino Unido encontró que 15 estudios revisados ​​por pares habían identificado un vínculo “estable y consistente” entre las cajas de recompnsa y los problemas con el juego, pero que no era posible concluir que este vínculo fuera causal.

Por otro lado el estudio señaló que las cajas de recompensa se diferencian de los juegos de azar en que no se pueden cambiar por dinero real, al menos no de forma legítima.

La consulta concluyó: “Nuestra opinión es que sería prematuro tomar medidas legislativas sin buscar primero medidas mejoradas impulsadas por la industria para brindar protección a los niños y jóvenes y a todos los jugadores”.

Este enfoque liderado por la industria tomará la forma de un grupo de trabajo que entregará su primera actualización en el primer trimestre de 2023.

El Departamento de Cultura, Medios de Comunicación y Deporte dijo: “Esperamos que las empresas y plataformas de juegos mejoren la protección de niños, jóvenes y adultos, y que se empiecen a ver resultados tangibles en un futuro próximo. Si eso no sucede, no dudaremos en considerar opciones legislativas, si lo consideramos necesario para proteger a los niños, jóvenes y adultos”.

En este artículo:
Regulación del juego Reino Unido