El gobierno podrá inspeccionar los casinos de la capital argentina

El gobierno podrá inspeccionar los casinos de la capital argentina

A través de un fallo, el Juzgado Federal N° 3 rechazó una medida cautelar que prohibía al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires inspeccionar salas de juego.

Argentina.- Se siguen ajustando las medidas del gobierno porteño con respecto a los salones de juego de la Ciudad de Buenos Aires. En este caso, el Juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 3, a cargo de Claudia Rodríguez Vidal, rechazó una medida cautelar que le prohibía al gobierno de la ciudad de Buenos Aires inspeccionar o habilitar las instalaciones del Hipódromo de Palermo y el casino en los barcos Princess y Estrella de la Fortuna de Puerto Madero. El fallo se sumó a la decisión que tomó la Corte Suprema en noviembre último, por la cual se había restablecido el poder de policía.

Así, la administración porteña del jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta recuperó una función clave para supervisar el cumplimiento de normas legales dentro del Hipódromo y del casino Buenos Aires de Puerto Madero. Aunque dieron a entender que la resolución es un «paso adelante», desde Lotería anticiparon que los centros de juego aún cuentan con herramientas para dilatar la puesta en marcha de la medida. En ese sentido, advirtieron que están alertas a lo que pueda suceder con la apelación del fallo.

Al fin y al cabo, el objetivo es recuperar el dinero que el empresario Cristóbal López le adeuda a la Ciudad en concepto de ingresos brutos, que son unos 266 millones de pesos. Pero los concesionarios desconocen esa deuda sobre la base de que el Hipódromo «es un predio federal y los barcos se encuentran en el agua que, claramente, no es jurisdicción» de la Ciudad.

Otro de los focos del Gobierno, a través de Lotería Nacional, está puesto en el aumento de los cánones que la Ciudad percibe por la explotación de las concesiones. Hoy los casinos flotantes aportan el 20 por ciento de lo que recaudan, mientras que el Hipódromo alcanza el 30 por ciento.