El Gobierno del País Vasco endurece la regulación del juego

El Gobierno del País Vasco endurece la regulación del juego

La nueva normativa obligará a cerrar salones, aumentará la distancia entre los locales y establece que deberán estar más lejos de los centros educativos.

España.- El nuevo Reglamento General del Juego del País Vasco que tramita el Gobierno autónomo implica un endurecimiento de las condiciones para desarrollar esta actividad. La nueva normativa que se aprobará en los próximos meses demandará cierre de locales y congelamiento de licencias.

Algunas de las medidas que se exigen son: una mayor distancia de los locales de juego entre sí y con respecto a los centros educativos, una reducción de estos establecimientos, congelar la concesión de nuevas licencias para instalar máquinas en hoteles y prohibir la publicidad de juego o apuestas en los medios de comunicación.

Según lo declarado por el Vicelehendakari Primero y Consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, la reforma persigue tres objetivos: “Ajustar la oferta del juego a unos niveles socialmente tolerables, garantizar la protección de la salud y la prevención del juego problemático y proteger a los menores de edad y colectivos vulnerables”. 

La actividad económica relacionada con el juego genera un valor añadido de más de 155 millones de euros y emplea a alrededor de 2.500 personas, detalló Erkoreka.

Ver también: Suspenden nuevas licencias a las casas de apuestas en el País Vasco

Por qué endurecer las reglas

Un informe reciente elaborado por el Observatorio Vasco del Juego revela que en Euskadi en torno a 40.000 personas han tenido algún tipo de problemática vinculada con el juego a lo largo de su vida y más de 18.000 se encuentran en esa situación en la actualidad.

En ese sentido, Jonatan Garcia, profesor e investigador del departamento de Sociología y Trabajo Social de la UPV/EHU, explicó: “Como principal cuestión cabe destacar la corroboración de la idea de una presencia clara del juego en la sociedad vasca: el 70,5 por ciento de la población ha jugado o apostado por lo menos una vez en el último año”. 

También dijo: “Paralelamente, además, también cabe señalar que una mayoría (79 por ciento) de las personas encuestadas afirmó que, durante su infancia y/o juventud, había visto jugar a algún familiar y, que un porcentaje más reducido pero relevante (el 24,7 por ciento) reconocía haberse iniciado en el juego antes de los 18 años, es decir, antes de la edad legal mínima estipulada.”

Es por eso que detalló que el proceso de socialización juega un papel determinante en este escenario y “se trata, en todo caso, de elementos que reflejan el elevado grado de presencia y normalización del juego en la sociedad”.

Los cambios punto por punto

En primer lugar, el Gobierno Vasco restringe las distancias físicas mínimas requeridas entre establecimientos de juego para evitar los puntos de alta colmatación de este tipo de locales. Una vez analizados los estudios poblacionales y geoespaciales, se han decidido las siguientes medidas:

  • La distancia mínima obligatoria entre cualquier local de juego deberá ser de 500 metros radiales. Ahora está permitida una distancia de entre 150 y 600 metros según el tipo de local de manera que el Gobierno amplía y unifica la distancia mínima obligatoria, independientemente del tipo de local, a 500 metros radiales.
  • No podrá haber locales de juego o apuestas a menos de 150 metros de los centros educativos reglados. Se crea, por primera vez, una distancia mínima obligatoria de 150 metros radiales a los centros vascos dónde se estudia primaria, secundaria y Formación Profesional.

En segundo lugar, el Gobierno Vasco restringirá el número de locales de juego de manera que, en Euskadi sólo podrá haber:

  • 3 casinos, uno por Territorio Histórico cuya licencia se otorgará por concurso.
  • 1 hipódromo.
  • 14 bingos. Además, los bingos no podrán destinar más del 50 por ciento de su superficie a instalar máquinas de juego.
  • 60 locales de apuestas. Ahora hay posibilidad de abrir un máximo de 75. Se mantiene en 3 el número de empresas autorizadas para la explotación de apuestas generales mediante concurso público.
  • 170 salones de juego. En este momento hay 209.

Además, cuando se apruebe la nueva normativa, el Gobierno Vasco no otorgará nuevos permisos de explotación de máquinas para hotelería en los próximos tres años. En estos momentos hay 8.025 máquinas de juego, apuestas, loterías o boletos en locales de hostelería y todas las bajas de esos permisos que se produzcan en este trienio serán definitivas. Se marca, también, un espacio mínimo de 3 metros cuadrados para cada puesto de juego.

Un tercer cambio importante de la nueva regulación se refiere al control de acceso a estos establecimientos: será obligatorio controlar la admisión en la entrada de todos los locales de juego, incluyendo el acceso a sus zonas de hotelería.

Los establecimientos tendrán un plazo máximo de 9 meses para adaptarse física y técnicamente ya que todos los locales de juegos y apuestas deberán tener sistemas informáticos conectados al registro de personas auto prohibidas al juego del Gobierno Vasco. 

El cuarto bloque importante de cambios que se darán a partir del año que viene tiene que ver con la publicidad sobre el juego. El Gobierno intensifica las restricciones de manera que, entre otras medidas:

  • Queda prohibida la publicidad sobre el juego en los medios de comunicación entre las 6 de la mañana y las 12 de la noche.
  • No podrán publicarse anuncios con personas que tengan notoriedad pública o que sean menores de edad.
  • La publicidad no podrá sugerir que el juego es un método fácil para la obtención rápida y sin esfuerzo de dinero.
  • No podrá utilizarse como reclamo publicitario el nombre, marca o denominación comercial de instalaciones deportivas, centros de entrenamiento, nombre de equipos o competiciones.
  • No podrán patrocinarse camisetas o equipaciones deportivas con establecimientos, empresas u operadores de juego.
  • Queda prohibida la publicidad exterior o entrega de folletos a menos de 150 metros de los centros deportivos.

Por último, se amplía la red de lugares en los que las personas pueden inscribirse en el registro de prohibidos. Además de Osakidetza y las asociaciones de rehabilitación, se podrán realizar las inscripciones en las comisarías de la Ertzaintza, en los propios locales de juego y de juego online.

Una vez que una persona forma parte de este registro, no puede acceder a ningún establecimiento de juego de Euskadi salvo que, una vez pasados 6 meses, solicite cancelar la inscripción. Además, el Gobierno Vasco trabaja en la interoperabilidad de los registros de todo el Estado de manera que nadie que esté registrado en ninguna Autonomía pueda acceder a un local de otra.

Ver también: País Vasco: Prorrogan la suspensión de permisos de explotación de máquinas de juego

En este artículo:
España País Vasco pais vasco REGULACION DEL JUEGO