Culpan al cierre de casinos por la baja de recaudación

Según el expresidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, la baja de recaudación fiscal por juegos de azar se debe al cierre de casinos.

Puerto Rico.- La recaudación fiscal por concepto del impuesto a los juegos de azar ha caído drásticamente en los últimos tiempos y, según el expresidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, José Aponte, se debe a los cierres de casinos “por la competencia de las máqinas en la calle que operan ilegalmente”. Según explicó -y citó elnuevodia.com- “las máquinas ‘de entretenimiento de adultos’ pagan licencias bajo el Código de Rentas Internas, pero compiten directamente con las que operan en los casinos de hoteles, que es donde sólo se autoriza paguen premios en metálico bajo la Ley de Juegos de Azar”.

Aponte explicó que los operadores de máquinas tragamonedas no se ajustan a la ley porque emiten premios en efectivo, pero pagan cien dólares anuales, ya que trabajan bajo un permiso de uso que no les corresponde. “Cuando en 2010 se aumentó el pago por pantalla (hay máquinas con más de una pantalla) a 2.500 dólares, sus operadores comenzaron a cambiar permisos por los de máquinas de vídeo juego que sólo pagan cien”, agregó.

Además, urgió al secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, y al director de la Compañía de Turismo, José Izquierdo, a que inicien una ronda de inspección por todos los negocios de la isla que operen estas máquinas (cerca de 25.000 en todo el país) para corroborar si están en ley y clausurar, de una vez por todas, a los salones ilegales.

“Una cosa son los ingresos por juegos de azar en los casinos, que a su vez ayudan a seguir desarrollando el plan de fortalecimiento de la industria turística que ha comenzado esta administración y otra hacer cumplir la ley en cuanto a las máquinas de entretenimiento de adulto. Esos son los factores que provocan la merma en recaudos de juegos de azar”, agregó.

En este artículo:
impuesto al juego Ley de juegos de azar Puerto Rico