Crece la expectativa por la llegada del casino Unnic a Andorra

El casino contará con una plantilla de unos 200 trabajadores.
El casino contará con una plantilla de unos 200 trabajadores.

Unnic Andorra anunció que facilitará vivienda a los trabajadores durante el primer año.

Andorra.- Con el primer casino en Andorra proyectado para abrir sus puertas el 4 de marzo de 2023, Jocs SA, la empresa adjudicataria de la licencia del casino y encargada de la construcción, anunció que llegó a un acuerdo con un hotel de la capital para poder alojar a parte de los trabajadores durante el primer año de operaciones.

El casino, que contará con una plantilla de unos 200 trabajadores, está trabajando con otras opciones para ampliar el alojamiento disponible para aquellos asalariados que lo necesiten mientras no encuentran un piso definitivo. 

El objetivo es ofrecer viviendas a los trabajadores que llegan al Principado y se encuentran en dificultades para acceder a un piso, algo que puede acabar obligándolos a renunciar al trabajo y volver a su país de origen. Por este motivo, la empresa tiene la intención de cobrar un alquiler simbólico por un espacio que se ofrecerá durante el primer año. 

“Nosotros queremos hacer una oferta a los trabajadores muy simple pero el máximo de atractiva”, explicó Ivan Armengod, recientemente nombrado director general de Unnic. “Lo que hemos hecho es tomar un hotel entero que nos quedamos nosotros para dar alojamiento a las personas que no encuentran piso cuando llegan al país; la inteción del complejo es ofrecer el mayor número de facilidades a quienes sean contratados y tengan que venir al Principado”.

A comienzos de este año, la ganadora de la concesión dio a conocer los detalles del casino, que contará con una inversión estimada de EUR25m.

Unnic será una instalación de 10 plantas y unos 9.000 metros cuadrados, de los cuales 3.500 se destinarán al área de juegos y los otros a la oferta gastronómica y cultural con que contará el centro. Estará ubicado en Andorra la Vella y proporcionará una oferta diferente y versátil. Se prevé la creación de unos 200 puestos de trabajo directos y otros 500 indirectos.

Uno de los principales atractivos del casino será la organización de torneos internacionales de poker en la que se espera que puedan llegar a participar hasta 800 jugadores. El mínimo de las competiciones serán 40 participantes. La intención es organizarlos en temporada baja para convertir a los torneos en un atractivo turístico.

De cara a su próxima inauguración, el casino Unnic puso en marcha en septiembre su propia escuela de croupiers. El objetivo es formar a alrededor de 50 jóvenes, quienes se convertirán en los responsables de las mesas de juego del futuro salón de juegos. La formación de cuatro meses de duración, concluirá en diciembre.

Ver también: Andorra y Cataluña colaborarán en el ámbito del juego

En este artículo:
casino en Andorra Unnic Andorra