Argentina: El nuevo impuesto al juego ingresaría 250 millones de dólares

El proyecto de reforma al impuesto a las ganancias se aprobó el miércoles pasado.
El proyecto de reforma al impuesto a las ganancias se aprobó el miércoles pasado.

El impuesto se divide en dos partes: establece una alícuota del 7,5 por ciento al juego online y del 10 por ciento para las máquinas tragamonedas.

Argentina.- El proyecto de reforma de Ganancias que presentaron el Frente Para la Victoria y el Frente Renovador divide las aguas. Por un lado, propone la creación de siete nuevos impuestos que –estiman sus impulsores- le significarían al fisco ingresos extra en 2017 por cerca de 250 millones de dólares. Pero lo cierto es que la propuesta se contrapone con el argumento del Gobierno, que afirma que el costo fiscal que tendrá la reforma propuesta por la oposición generará un rojo adicional de otros tantos millones.

La propuesta incluye varios tributos, y en el caso del el impuesto al juego, se divide en dos partes: establece una alícuota del 7,5 por ciento al juego online y del 10 por ciento para las máquinas tragamonedas. De esta manera es que calculan el ingreso anual de más de 250 millones de dólares.

Esta fue una de las propuestas que Sergio Massa, líder del Frente Renovador, guardó cuando se postuló como presidente y que esta vez integra el proyecto de ley de Ganancias que haría viable atenuar el costo fiscal de liberar de Ganancias a un millón de argentinos. Para calcular el ingreso estimado, toman como base de cálculo a las máquinas actualmente establecidas en las salas de juego y la proyección del movimiento del juego online.

Lo más reciente es que la Cámara de Diputados de Argentina aprobó el pasado miércoles, el proyecto de reforma al impuesto a las ganancias, que a su vez grava a la industria de juegos de azar. Esta medida, desde que se colocara sobre la mesa ha generado gran revuelo que ha desembocado en una manifestación general de todo el sector, hasta el momento por tiempo indeterminado.