Proponen declarar de interés cultural el juego de “Las Caras” en España

La viceconsejera de Cultura y Deportes, Ana Muñoz, manifestó la intención de destacar este tradicional juego de azar, que se practica cada Viernes Santo en Castilla – La Mancha.

España.- El Gobierno de Castilla-La Mancha inició los trabajos para declarar Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de inmaterial, el tradicional juego de ‘Las Caras’ que tiene lugar en la mañana de cada Viernes Santo en la localidad de Calzada de Calatrava (Ciudad Real). Así lo anunció la viceconsejera de Cultura y Deportes, Ana Muñoz.

Muñoz indicó que este BIC de carácter inmaterial se uniría al que ya cuenta este municipio, el Castillo de Salvatierra, una fortaleza de origen musulmán que se encuentra ubicado en su término municipal.

La viceconsejera se congratuló de que, tras dos años sin poder llevarse a cabo por la pandemia, vuelvan las celebraciones de la Ruta de la Pasión Calatrava, del que forma parte el juego de ‘Las Caras’, una fiesta declarada de interés turístico nacional “donde los vecinos y vecinas de 10 municipios de esta comarca hacen aflorar la tradición, la cultura y el sentimiento religioso de la Semana Santa”.

Ver también: El Partido Socialista impulsará una Ley para regular el Juego en Galicia

Muñoz mostró el apoyo del Gobierno regional a este tipo de manifestaciones “que están íntimamente ligadas a las raíces de nuestros pueblos y que, además, sirven también como focos de atracción turística lo que conlleva creación de empleo y de riqueza en estas zonas”.

El juego de ‘Las Caras’ es un juego de azar en el que se utilizan dos monedas de cobre de la época de Alfonso XII que se viene practicando desde épocas muy lejanas. Son miles las personas que van a Calzada de Calatrava a disfrutar de este tradicional juego venidos de toda la geografía española.

‘Las Caras’ parecen tener su origen en el primer Viernes Santo, pues los romanos despojaron a Jesús de sus vestiduras y se las jugaron a los dados. Una segunda hipótesis es que Judas se jugó las treinta monedas con las que entregó a Cristo, mientras que una tercera habla de que los soldados romanos pagaron monedas por la túnica de Jesús que habría sido subastada, por lo que sólo se juega en Semana Santa.

Detalles del juego de ‘Las Caras’

Hay una persona que tiene la banca y alrededor se colocan los apostantes, que reciben el nombre de puntos. No existen más límites para las apuestas que el fondo del que disponga la banca que, situada en el medio del círculo, cubre las apuestas depositadas en el suelo. El baratero es quien organiza y cuida que el juego se haga con normalidad.

Se lanzan las dos monedas al aire. Si al caer al suelo y botar salen las dos caras hacia arriba, el baratero grita: ¡Caras!, y la banca recoge todo el dinero de las apuestas hechas. Si, por el contrario, después de caer y botar quedan visibles los escudos, entonces la palabra que pronuncia es: ¡Cruces!, y son los puntos quienes recogen el dinero de sus respectivas apuestas, pues perdió la banca.

Pero puede ocurrir que, al caer las piezas, quede cada una de lado diferente. En este caso, el ‘baratero’ vocea: ¡Cara y Cruz!, con lo que no gana nadie. Se recogen las piezas, las entrega al banquero y vuelve a iniciarse el juego.

Ver también: Madrid aprobó un programa por €1,2m para prevenir los trastornos de los juegos de azar

En este artículo:
España