Dueños mexicanos de Casinos Big Bola implicados en Panama Papers

Se trata de los hermanos Óscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio quienes también fueron propietarios del Grupo Gasolinero México.

México.- Siguen apareciendo nombres ligados al mundo del juego en el escándalo mundial denominado Panama Papers. En este caso se habla de los hermanos Óscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio, dueños de la empresa Casinos Big Bola. Los empresarios compraron al estudio de abogados panameño Mossak Fonseca tres empresas offshore en Islas Vírgenes Británicas, territorio al este de Puerto Rico, para manejar millones de dólares a través de ellas.

A través de los millones de documentos y correos electrónicos de la firma se supo que muchos de sus clientes fueron aprobados sin mayor escrutinio pese a que afrontaban investigaciones criminales o habían sido condenados por diferentes delitos. Los Rodríguez Borgio han sido propietarios del Grupo Gasolinero México y de los casinos Big Bola, la cadena de casas de juego con mayores ganancias en México en 2014.

El expediente de los hermanos en el bufete de abogados está colmado de cuestionamientos a su reputación. Sin embargo, en la cadena de mensajes consultados no figura ninguna decisión en firme de suspender la relación. Pese a tener diversas acusaciones en México que implicaban a los hermanos en supuestas operaciones de lavado de dinero y compra de combustible robado, la firma en Panamá mantuvo los servicios con ellos.

Francisco Javier aparece firmando una autorización el 24 de octubre para que alguien, cuyo nombre fue dejado en blanco, actuara como director de la firma Linard Consultants Inc. con sede en las Islas Vírgenes Británicas. Entrevistado por un medio local, Francisco Javier dijo “que no recuerda con precisión a la sociedad Linard Consultants Inc.”.

En cuanto a las investigaciones del Gobierno de México por el supuesto lavado de dinero, explicó que solo estuvieron abiertas entre febrero y mayo de 2014 hasta que el caso “fue cerrado”. “Tengo 22 casinos en México, usted me dirá, si gobernación tuviera alguna duda, no tendría abierto ninguno. Es un pasado que yo ya lo borré”, le dijo Francisco a la cadena televisiva Univision.

Entre 2012 y 2015, el departamento de cumplimiento de Mossack Fonseca solicitó información de los Rodríguez a la oficina de Miami, pero no hubo una preocupación ni urgencia por aclarar los antecedentes de los empresarios mexicanos.