Codere retrasa su reestructuración y espera completarla para el 10 de noviembre

Esta es la segunda vez que se retrasa la fecha.
Esta es la segunda vez que se retrasa la fecha.

El acuerdo de refinanciación y reestructuración debía completarse el 5 de noviembre pero Codere lo retrasa hasta el 10.

España.- Codere informó a través de un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que el proceso de reestructuración financiera iniciado en abril se completará finalmente el 10 de noviembre debido “en parte, a un pequeño retraso en la constitución de las nuevas sociedades holding”.

La implementación de su reestructuración societaria, que dará el 95 por ciento del control del grupo a sus principales acreedores, los bonistas, y que conlleva la liquidación de su actual sociedad cabecera para la creación de una nueva matriz ubicada en Luxemburgo, debía concretarse en un principio antes del 31 de octubre, luego la fecha se pospuso para el 5 de noviembre y finalmente, la empresa informó que será el 10 de noviembre.

Estos retrasos comprimen aún más los plazos, ya que, una vez implementada la reestructuración, su consejo deberá convocar a una junta de accionistas, y esta deberá celebrarse antes de que acabe noviembre. 

El objetivo de esta junta será someter a votación la liquidación de la actual cabecera, Codere S. A., paso clave en el proceso, y que implica además su salida de la cotización bursátil. Sus actuales accionistas tendrán un peso de apenas el 5 por ciento en el futuro holding que controlará la compañía.

Los actuales accionistas de la firma de juego tendrán derecho a una liquidación de sus títulos en efectivo. Sin embargo, la valoración de la cuota a recibir corresponderá a la firma liquidadora que designe Codere, después de analizar el balance de la sociedad y fijar un plan de liquidación.

Ver también: Codere explica que la liquidación de su sociedad no afectará al negocio

Codere podría volver a la bolsa a finales de 2023

Finalizado el proceso de reestructuración, Codere se retirará de la cotización de la Bolsa española. Sin embargo, la hoja de ruta acordada entre la compañía y sus futuros dueños plantea volver antes de que finalice el 2023

Apenas dos años después de que tomen el control, el consejo de administración de la compañía deberá analizar la viabilidad de la vuelta a Bolsa como fórmula para dar una salida a estos inversores, principalmente fondos oportunistas, según consta en una de las cláusulas incorporadas en la extensa documentación que detalla todo el proceso de reestructuración.

Lo tendrá que hacer antes de que acabe 2023, y si el consejo diese su visto bueno, los accionistas, es decir, los bonistas, podrían aprobarlo con una mayoría simple. Esta es la primera opción que la documentación indica como fórmula para que los nuevos propietarios de Codere moneticen su participación en la empresa, que para entonces tendrá su holding ubicado en Luxemburgo. 

Ver también: Los bonistas aprueban la reestructuración de Codere

En este artículo:
Codere