Brasil: Grupo de trabajo por el marco regulatorio escucha a especialistas

Consideran diferentes aristas para regular el juego.
Consideran diferentes aristas para regular el juego.

El equipo recibió en una mesa técnica al psiquiatra Hermano Tavares, quien remarcó que la prohibición del juego dificulta la regulación y aumenta la ilegalidad.

Brasil.- El Grupo de Trabajo, conformado en Brasil para analizar el nuevo Marco Regulatorio del Juego, trabaja en el informe final que deberá presentar en este mes. Y para ello, suma una voz autorizada en juego problemático.

El equipo coordinado por el presidente de la Comisión de Turismo, Joao Bacelar (Podemos-BA), recibió al psiquiatra y especialista en trastornos del juego, Hermano Tavares. Se trata del fundador del Programa Ambulatorio de Juego Patológico y del Programa Ambulatorio Integrado para Trastornos del Impulso (PRO-AMITI) de la Universidad de São Paulo.

En la reunión técnica celebrada en el cierre de octubre, el especialista afirmó que es importante debatir la legalización de los juegos y la creación de un marco regulatorio en Brasil. Es que, para él, la prohibición dificulta la regulación y aumenta la ilegalidad.

Además, el médico advirtió un aumento considerable en el número de adictos y abogó por que el Sistema Único de Salud amplíe la red de apoyo a los adictos a los juegos. Según Tavares, el país solo cuenta con tres centros de tratamiento de trastornos del juego y los Centros de Atención Psicosocial (Caps) no están preparados para atender la demanda.

Ver también: primer informe del Grupo de Trabajo por el Marco Regulatorio del Juego

“Una de las soluciones sería transformar estas unidades en ADJ Caps con la incorporación de Alcohol, Drogas y Juegos. Si eres un jugador compulsivo en Brasil, estás en problemas. Si eres un jugador compulsivo en Belo Horizonte, por ejemplo, no sabría adónde enviarte”, señaló.

Panorama de la población

El experto señaló que las encuestas muestran que el 80 por ciento de la población estadounidense ya ha realizado algún tipo de apuesta. Aquí en Brasil, el 12 por ciento son jugadores habituales de juegos de azar y, en general, el 2 por ciento de la población desarrolla problemas con el juego. De este total, solo el 1 por ciento cumplió con los criterios de trastorno del juego de por vida y el 0,5 por ciento de las personas necesitaron tratamiento.

El coordinador del GT, diputado Bacelar, destacó que el Sistema Único de Salud no puede ampliar la atención, por falta de datos concretos. Explicó que, además de generar empleo, ingresos, ingresos y atraer turismo, la legalización de los juegos permitirá al estado ofrecer tratamiento gratuito a los pacientes con trastornos del juego. “Cuando traes el juego a la legalidad, tienes datos e información precisa. Es importante conocer el número de jugadores patológicos para establecer políticas públicas y acciones educativas para minimizar el problema ”, consideró.

Bacelar ponderó al experto que las apuestas son parte de la realidad brasileña y que solo los países islámicos prohíben la práctica. Destacó los videojuegos y los juegos de teléfonos móviles como una de las adicciones del siglo XXI. “La no regulación es un retroceso, por todas las razones que ya conocemos. Si quieres hablar de adicción, solo toma tu celular y mira los famosos juegos con candy crush, paciencia o incluso esos videojuegos que despiertan sentimientos violentos en nuestros adolescentes ”, concluyó.

En este artículo:
Marco regulatorio del juego Regulación del juego