BCN intenta frenar el «EuroVegas catalán»

La región tiene un gran atractivo turístico.
La región tiene un gran atractivo turístico.

El colectivo plantea que se propongan nuevos proyectos «consensuados plenamente en el territorio, que no alteren gravemente el modelo turístico, que aporten valor añadido a la economía local y que hagan del Camp de Tarragona un referente en el turismo de calidad».

España.- «Paralización inmediata» fue el pedido que Aturem BCN World divulgó para interrumpir la tramitación del PDU -plan director urbanístico- que planeaba la construcción del macrocomplejo turístico de la industria del juego en Cataluña. A su vez, exigió la suspensión de licencias para casinos que habían sido iniciadas por el anterior gobierno de la comunidad autónoma (Govern).

El proyecto tenía previsto la creación de un espacio de ocio y entretenimiento, situado cerca de PortAventura -complejo de parques temáticos, golf y hoteles con gran atractivo turístico-, en los municipios terraconenses de Vila-seca y Salou, España. El plan arquitectónico tenía la idea de realizar un «EuroVegas» con casinos y modernas edificaciones para explotar la industria turística.

Sin embargo, BCN word publicó un comunicado que recuerda que la coalición electoral, JxSí, había congelado el PDU en un acuerdo con la organización política CUP (Candidatura de Unidad Popular) y exige que se oficialice esta decisión, que hasta ahora parecía sólo haber sido una maniobra electoral. Además, realizó un pedido a Josep Rull, nuevo consejero local de Territorio y Sostenibilidad, para que «dicte una orden expresa donde quede reflejada esta suspensión inmediata».

Por otro lado, el pedido también le exige a Oriol Junqueras, miembro del gobierno autónomo de Economía y Hacienda, que cancele el concurso para las licencias de casinos, ya que si el proyecto queda paralizado, no tendría sentido mantener estas licencias con «caracter provisional» otorgadas por el anterior gobierno, según el organismo. Aturem BCN World busca interrumpir el macrocomplejo, ya que estas operaciones no tendrían un coste económico por indemnización porque no habría derechos adquiridos.