El póker online pierde popularidad en España

El póker online cae en España.

Crédito: Tecno-mania.com.

Si bien el juego en línea se afianza en el país ibérico, el póker online ha perdido terreno y sus ganancias han disminuido.

España.- El póker online ha perdido popularidad en España en los últimos años a pesar de la consolidación del mercado de las apuestas en línea. Mientras que otros juegos de casino como el blackjack o los slots mantienen su nivel, el icónico juego de cartas viene perdiendo ganancias desde inicios del 2015, según reveló la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ).

En los tres primeros meses del año pasado, el póker online tuvo una caída de 7 por ciento en ganancias y encendió las alarmas en la industria. Si bien en el último trimestre ha logrado recuperar un 10,45 por ciento en ese rubro y 15,23 millones de Ganancias en Bruto del Juego (GGR), sigue por detrás de otros juegos de casino. El blackjack, por ejemplo, ha crecido un 17,80 por ciento y 6.4 millones de euros de GGR (38,85 por ciento más que en 2015), mientras que las slots estiman un crecimiento de 16.78 millones (un aumento del 110,23 por ciento).

Desde el sector, se apunta a la restricción en plataformas internacionales de póker con otros jugadores de varios países del mundo para justificar sus malos números. Además, informaron que los jugadores españoles juegan más dinero en cash que en torneos, a pesar de que la diferencia entre ambas modalidades se redujo por un aparente aumento en la participación en torneos.

Además, el póker atraviesa una crisis a nivel global luego de que su popularidad haya ido cayendo paulatinamente luego del boom inicial. En Las Vegas, por ejemplo, los casinos han ido cerrado salas de juego de póker y la oferta ha quedado reducida en un 25 por ciento con respecto a lo que era 10 años atrás.

También, se indica como factor de distracción el crecimiento de las apuestas deportivas, que tienen cada vez más difusión en los medios masivos de comunicación. Con la promoción de deportistas profesionales de primer nivel, el sector ha demostrado un aumento sobre el cierre del 2016 de un 30,6 por ciento en ganancias según la DGOJ, lo que implica un crecimiento de 69.77 millones de euros en GGR tanto en su modalidad presencial como online. Con ese crecimiento, el póker parece ir perdiendo el interés de los apostadores españoles.