Operadores de Puerto Rico reclaman por el impuesto

tragamonedas puerto rico

Créditos: detodopr.com

El aumento del costo por licencias de máquinas tragamonedas en Puerto Rico pone en peligro 8.800 empleos, según advirtieron los operadores.

Puerto Rico.- A pesar de que ya habían advertido sobre los riesgos que podría traer el aumento del precio de las licencias para máquinas tragamonedas, los legisladores puertorriqueños aprobaron el Proyecto de la Cámara. Sin embargo, desde el sector han redoblado esfuerzos para evitar que se convierta finalmente en ley y presentaron alternativas.

La medida elevaría de 2.500 a 3.000 dólares el permiso de operación de máquinas reguladas por la Ley de Juegos de Azar y dejaría sin efecto a todas las licencias vigentes. Además, aumentaría de 100 a 300 dólares el costo de licencias para máquinas de juegos mecánicos, electrónicos, o de video para menores de edad, y elevaría de 400 a 3.000 dólares la de aquellas que tengan contenido para mayores de 18 años.

“No hay manera alguna que nuestros compañeros puedan satisfacer el pago oneroso, irrisorio y abusivo que presenta la medida”, dijo Pablo Rivera Corraliza, presidente de Emprecom, la asociación que nuclea a 250 dueños y operadores del sector. Además, explicó que “pone en riesgo la estabilidad de la industria y traerá como consecuencia una insuficiencia en los recaudos proyectados”.

“Le estamos pidiendo al señor gobernador que no firme este proyecto. Si el señor gobernador lo aprueba, sería la muerte del pequeño comerciante”, disparó y explicó que no sólo se verían afectados los operadores de las máquinas, sino también los negocios donde éstas se ubican (panaderías, bares, gasolineras).

Según reveló Rivera Corraliza, Emprecom envió una carta a la Junta de Supervisión Fiscal en la que propone: Permitir la operación de 40 mil máquinas de videojuegos con un pago de mil dólares por licencia, fijar un cobro de 5 mil dólares por licencia de operador a unos 600 operadores, y cobrar una licencia por espacio de 250 dólares a los comercios donde operan cuatro máquinas o más.