Los quinieleros clandestinos protestaron en Buenos Aires

Quinierlos clandestinos marcharon en Buenos Aires.

Los quinieleros clandestinos marcharon hasta el IPLC a reclamar que se los regularice.

Los quinieleros ilegales agrupados en el Sindicato de Vendedores Ambulantes pidieron al IPLC y al Senado provincial que regularice su situación.

Argentina.- Una marcha que suena, en principio, insólita se realizó en la plata cuando los levantadores de quiniela clandestina se movilizaron en La Plata para reclamar al Instituto Provincial de Lotería y Casinos (IPLC) y al Senado que aprueben un proyecto de regularización de la actividad. Actualmente, en la Provincia de Buenos Aires se estima que ochenta mil familias viven de esta actividad que se realiza por fuera de la ley.

Oscar Silva, Secretario General del Sindicato de Vendedores Ambulantes (SIVARA), bajo el que se agrupan los “trabajadores informales de la Quiniela”, señaló a los gobiernos por la irregularidad de la situación y dijo: “Cuando se oficializó la quiniela en la década del ‘70 ya existían un montón de trabajadores que se dedicaban a esto. En este momento un censo marca que en la provincia hay 80 mil levantadores de quiniela y en todo el país son más de 900 mil”.

El reclamo surge en aras de que avance el proyecto que se presentó en la legislatura bonaerense para que se legalice su situación en la provincia, de manera tal que puedan acceder a una jubilación, una obra social y que realicen aportes al sistemtributario. Silva aseguró que “un día la ley estableció que sólo se podía vender quiniela en agencias oficiales, pero esos agentes tenían el compromiso de incluir a todos los trabajadores que se dedicaban a la actividad. Esto es únicamente con la Quiniela, no todos los juegos de azar”.

“Hemos estado trabajando en la Legislatura para que se modifique la ley que regula la actividad. Nosotros queremos poder seguir trabajando de lo que hemos hecho toda la vida”, agregó el dirigente sindical y destacó que “no es que no quieren pagar al Estado” sino que “quieren contribuir en una legalización como corresponde”. Además, apuntó: “Nosotros sostenemos esta actividad desde hace más de 100 años. La gente tiene confianza y sabe que cobra, por eso juega con nosotros”.

El Secretario General de la rama Quinieleros, Guillermo Salvatierra, agregó: “Nosotros creemos que venden un producto legal, que también vende el Estado, pedimos que se los incluya al circuito formal, el blanqueo de los trabajadores, tener jubilación y obra social como todos los trabajadores”.